Por un pedazo de la Eternidad - Arturo Lule

Por un pedazo de la Eternidad

Autor Arturo Lule

  • Fecha de publicación: 2012-07-01
  • Género: Ciencia ficción y fantasía

Descripción

Durante su brevísimo reinado, la raza humana ha obrado de forma intranscendental y arrogante, escribiendo su historia mediante combates y violencia sin par. Por milenios las diferencias mínimas han servido de excusa para llevar a un grupo a derramar la sangre de otro. Y son tales rasgos violentos los que nos han dado una temida fama en el resto del cosmos. No obstante nuestra trágica condición, nada ha sucedido por casualidad y ahora se nos recluta para encabezar un movimiento bélico de escala inimaginable.

Ahora un nuevo enemigo parece estar muy por encima de nuestras capacidades y técnicas más hostiles. Las naciones y pueblos tendrán que unirse en un esfuerzo conjunto que consolidará un gobierno militar global llamado Confederación. Dicha dictadura pretenderá demostrar que la raza humana es digna de ser considerada algo más que una miserable brizna de polvo residual estelar; cuando nos enfrentemos a una civilización exterior cuya única religión es la conquista y posterior destrucción, formada por la misma clase de escoria deleznable que nosotros y cuyos corazones palpitan con las mismas bajas pasiones de dominio imposibles de saciar.

En esta historia no hay seres de luz, sólo la negrura del alma humana ligada a leyes físicas de conservación tan efímeras que ni siquiera merecen la atención de un Dios indiferente. Aquí únicamente encontrarás un mundo sumido en la miseria que deposita sus esperanzas en un campeón que ha sido investido con una armadura sobrenatural. Y dónde, el amor será capaz de abrirse camino entre esta mitología de sombras, sin saber que sólo su efecto caótico y renovador será capaz de reconstruir al universo que literalmente se desintegra y donde no brilla más estrella que la soledad.

Los protagonistas están inmersos dentro de sí mismos contemplando sus muchas ausencias. Transcurren sus vidas persiguiendo una eventual transición y piensan en el destino como algo que debe ser perseguido y descubierto; como un camino a recorrer para llegar a una meta determinada, pues se les ha educado para pensar linealmente. Poco a poco se darán cuenta de que esta existencia no es unidimensional y que sus vidas se comportan más como una ecuación compleja y entrelazada; que se desarrolla en varias direcciones y niveles que encierran su propia solución en series aparentemente inconexas de pequeñas desilusiones, logros y fracasos cuyos recorridos, servirán más a ajenos intereses que al fin en sí mismo. Por lo que casi siempre están parados, sin darse cuenta, sobre aquello que con tanto anhelo persiguen.

Cada uno de los personajes de esta novela emprenderá un largo viaje, sabiendo que nunca es más largo el sendero ni ardua la jornada que cuando se está seguro de que aquello que se busca está en esa persona perdida y extrañada; que el alma se les va borrando en cada paso dividiéndose junto con los caminos que dejaron atrás. ¡Ay de aquel que se atreve a seguir ciegamente los caminos de su corazón, pues corre riesgo de quedarse sentado en una solitaria cumbre observando al resto de los mortales en ruinas!

He aquí el triunfo de un romance singular entre mundos extintos; batallas espaciales inconclusas y una parábola, sobre que el máximo enemigo que tenemos no está allá afuera sino dentro de nosotros mismos. Quizás perdimos nuestro camino como especie, pero encontramos en el proceso un sendero misterioso que nos dará una idea más humilde de lo que en realidad vale la pena atesorar. Y mediante estas historias sin heroísmo sabremos si somos dignos de permanecer un minuto más en el devenir universal que tan ingenuamente hemos dado el nombre de Eternidad.