El manicomio catalán - Ramón de España

El manicomio catalán

Autor Ramón de España

  • Fecha de publicación: 2013-05-07
  • Género: Política y actualidad
Score: 4
4
From 35 Ratings

Descripción

En este libro cargado de humor e ironía, Ramón de España, un barcelonés que no comulga con el nacionalismo, reflexiona sobre el delirio nacionalista de Cataluña, un país con más presidentes por metro cuadrado que ninguna otra nación.
Se pretende dar voz a quienes creen que en Cataluña todo se ha hecho de la peor manera posible desde los tiempos de la Transición, frecuentemente con el beneplácito del gobierno español. El objetivo es informar al común de la ciudadanía de cómo el nacionalismo ha trabajado a fondo para imponer el control social en Cataluña.
En ese sentido, la manifestación abiertamente independentista de la Diada del 2012 no debe considerarse la conclusión lógica a más de treinta años de trabajo duro por parte de Pujol y los suyos con la ayuda de los partidos independentistas minoritarios y de quienes más deberían haberse significado en ofrecer alternativas al nacionalismo, los partidos de (supuesta) izquierda como ICV y, sobre todo, el PSC, entrañable pandilla de acomplejados ―siempre preocupados por si son o no son lo suficientemente catalanistas―. Para entendernos: lo que inició Pujol lo continuó Maragall y lo remató Montilla.
De la misma manera que la izquierda no ha sabido o querido plantar cara al nacionalismo, la prensa se ha plegado rápidamente a las exigencias del régimen. Así también muchos viven de la patria: escritores, periodistas, directores de cine, economistas, filósofos, actores, agitadores culturales, presidentes del Barça, Òmnium Cultural, la ANC… Los adictos al régimen, que incluyen a catalanes auténticos, majaretas valencianos que se creen catalanes y hasta extranjeros que han encontrado en la adscripción sin fisuras a las patrañas del nacionalismo una manera estupenda de ganarse la vida. Sin olvidar la figura del «charnego agradecido», siempre dispuesto a sobreactuar en su permanente agradecimiento a la tierra de adopción.
El timo de la patria ha salido bien. De momento. Cabe reflexionar sobre la supervivencia de este tocomocho cuando los demás ismos del siglo xx ―comunismo, fascismo, anarquismo…― han pasado a mejor vida. Y cabe lamentar la existencia de esa masa acrítica que, envuelta en la senyera, se echa a la calle, convocada por unos pequeñoburgueses insolidarios y ladrones, para reivindicar una independencia imposible gracias a la cual todos seremos instantáneamente felices.

Comentarios

  • Gracias por escribir tantas verdades

    5
    Por Oscaryoigo
    Indispensable lectura si queréis averiguar las razones por las que una sociedad puede estar tan dormida, dopada y engañada. Gracias por escribir tantas verdades que durante más de 20 años he compartido. No estás solo. Yo también prefiero el estilo japonés. Soc català de llengua materna i cada dia que passa em sento menys català. Quina vergonya de societat.
  • Me ha gustado mucho

    5
    Por MASPORMENOS
    Muy actual, refleja fielmente lo que esta ocurriendo en esta tierra sin que nadie ponga remedio
  • Gracias

    4
    Por iPruden
    Gracias por darme, a través de la lectura de su libro, una bocanada de aire que permita respirar una temporada más. Entre su libro y el recientemente publicado por Girauta, uno va haciéndose el fuerte, ante las multitudes nacionalistas que invaden - cada día más - , la atmósfera de esta Barcelona que tanto me gustó cuando llegué aquí, un lejano mes de abril de 1964. Hace 50 años que " me trajeron " pues con 10, - un niño, no viajaba solo en aquella época,- procedente de la Extremadura pobre y rural. Me eduqué, trabajé, progresé y, aunque siempre digo que nadie vino a final de mes a traer el dinero de la hipoteca, es cierto que tuvimos oportunidades dignas de ser tenidas en cuenta. Quise y amé a CATALUNYA desde el primer momento. Soy hasta socio del Barça y poco a poco, el nacionalismo ha conseguido lo que parecía imposible, dejar de ir al Camp Nou, santuario que hace más de 10 años eludo visitar. Sin embargo, uno de los hechos que más pena me produjo, fue la desagradable velada que padecí en casa de un amigo de toda la vida. Cada 1 de noviembre, cenamos en su casa para festejar el cumpleaños. Nos reunimos 14 comensales que bien podrían representar el espectro político y social de CATALUNYA, 1 palentino, 1 madrileño, 1 gironina, 3 aragoneses, 3 "catalanes barceloneses" , 1 andaluz, 2 riojanos y 2 extremeños. El 1 de noviembre de 2012, a modo de gracieta, se presentaron algunos de ellos con zapatillas y camisetas adornadas con la bandera estelada. Poco tiempo tardó en encenderse la mecha. Sólo el rato que tardaron los independentistas en invitarme a vestir la camiseta. Mientras he permanecido callado durante años y años, he sido bueno. El día que dije BASTA YA, se armó la de Dios es Cristo. Abandoné la reunión y según ellos, no había para tanto, habiéndoles amargado la noche. Me ahorro detallarle las posteriores conversaciones y puntos de vista, ( que puedo explicarle gustoso en una comida que pagaré yo ). Con una vulgar y peregrina excusa, reconozco que me llamaron a los dos días. Templamos gaitas y ambas partes llegamos a un acuerdo, - casi impuesto por el seny de las esposas -, no hablaremos mas de política. Pero, además de sentirme triste, vinieron a la memoria las innumerables situaciones explicadas por mi padre, durante los períodos de preguerra civil española. Él, había nacido en el año 1903 y yo, en 1953. Lo diga Agamenón o Artur Mas, la sociedad civil está rota y dividida.
  • Magnífico

    4
    Por Artur Menos
    Magnífica reflexión que retrata perfectamente la cloaca catalana. Visca Catalunya y Viva España
  • EL MANICOMIO CATALAN ASUSTA

    5
    Por Lutivarti
    Asusta ver con tanta claridad, la irracionalidad del catalanismo de butifarra y barretina catalana. Nací en Barcelona y, aunque vivo en Madrid, he podido sentir la angustia y el miedo al imaginarme rodeado de gente convencida de ser lo que no es,mientras algunos, cada vez menos, seguimos siendo conscientes de lo que somos: Españoles, tan mezclados en el transcurso de los siglos que, hayamos nacido en no importa que parte del país, nadie puede reivindicar una raza distinta para apropiarse de la parcela en la que vive. El manicomio catalán asusta, pero es la triste realidad, contada con un gran sentido del humor. Un libro que recomiendo a todo el que quiera tratar de entender algo de este despropósito de los independentistas. Juan Erasmo Mochi
  • Brillante

    5
    Por Braulix
    Un ejercicio de introspección en la Catalunya real, que describe con rigor y buen humor el lado oscuro de una sociedad cuya esencia queda fielmente definida en el titulo de la obra. No recomendable para aquellos que tengan en TV3 su canal de TV preferido o la Vanguardia como periodico de cabecera